• Cristina Santiago

Almendras, valor nutricional y beneficios de su consumo



Hace años, se pensaba que los frutos secos engordaban porque contienen mucha grasa (en la mayoría de ellos, constituye la mitad de su peso o más). No obstante, diversas investigaciones científicas han puesto de manifiesto que sus consumidores suelen pesar menos que quienes no los ingieren. ¿El motivo? Las grasas de los frutos secos (ácidos grasos mono y poliinsaturados, mayoritariamente) son saludables y fácilmente metalizadas por el organismo, por lo que no tienden a depositarse. Y este no es el único beneficio que aportan.

Las almendras, en particular, son uno de los frutos secos más completos que existen:

-Son ricas en proteínas (20 gr/100 gr), al igual que la carne y el pescado, con la ventaja de no aportar ácido úrico. Su valor biológico es notable, ya que su perfil de aminoácidos es bastante bueno y son de fácil asimilación.

-Su contenido en grasa supone más de la mitad de su peso (52 gr/100gr), y son grasas monoinsaturadas mayoritariamente, que ejercen un efecto beneficioso sobre el corazón.

-El contenido en hidratos de carbono es bajo, por lo que son ideales para aquellos con problemas de azúcar en sangre.

-En cuanto a vitaminas, destacan las del grupo B (B2 y B3, principalmente), que son fundamentales para el mantenimiento del sistema nervioso, y la vitamina E, que además de estimular la fertilidad, es un potente antioxidante.

-Poseen una gran riqueza y equilibrio mineral, destacando el aporte de calcio-a igualdad de peso, contienen más que la leche de vaca-, fósforo, magnesio, hierro, zinc y potasio.

Por todo ello, es un alimento especialmente adecuado en caso de afecciones del sistema nervioso (nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, depresión), problemas cardíacos y colesterol elevado, enfermedades óseas y diabetes.

Su consumo también está especialmente indicado en mujeres embarazadas, lactantes (las almendras son galactógenas, es decir, aumentan la producción de leche materna), niños (las almendras se digieren bastante bien, y estimulan el crecimiento), deportistas y estudiantes.

Pero para aprovechar al máximo el valor nutricional de las almendras, hay consumirlas crudas o, mucho mejor aun, activadas.

¡Qué las disfrutéis! :)

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

1-. Pamplona Roger, Jorge D.: Enciclopedia de los alimentos y su poder curativo. Tomo 2. Ed. Safeliz, 1ª ed., 2001. Págs.: 48-51.

2-. Ronald Morales, Albert: Frutoterapia. El poder curativo de los 105 frutos. Ed. Libertarias, 6ª ed., 1998. Págs.: 56-58.

3-. Dreher, M. L.; Maher, C. V.; Kearney, P. The traditional and emerging role of nuts in healthful diets. Nutrition Reviews, 54: 241-245 (1996).

#almendras #artículos

0 vistas

© Copyright Cristina Santiago Nutricionista. All Rights Reserved. ®

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon