© Copyright Cristina Santiago Nutricionista. All Rights Reserved. ®

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Cristina Santiago

Tóxicos en el salmón y pescados de piscifactoría



Supongo que muchas veces habréis escuchado que el salmón es rico en Omega 3 y proteínas, verdad? Claro que si.! Eso es cierto. Pero alguien te ha dicho que también contienen contaminantes que pasan a nuestros cuerpo? Esto seguro que no lo has escuchado tanto.

Te lo explico...

Como sabes, la otra cara de la cría intensiva es la acuicultura. España es uno de los mayores consumidores de pescado de Europa y además uno de los mayores productores de este tipo de pescado "artificial".

En 2001, casi el 30% del pescado y marisco consumido provenía de piscifactorías, que són los lugares donde se practica la piscicultura. Se estima que esta cifra se multiplicará por 7 en los próximos 25 años para mantener el consumo mundial de pescado, lo cual es alarmante e insostenible.

La presencia de receptores benzodicizepinos, bradiquimices y nociceptores en los peces indican que sienten tanto ansiedad como dolor en este tipo de cría. Por ello y por la aparición de enfermedades debidas al sistema de cría, el uso de antibióticos, vacunas, pesticidas, desinfectantes y anestésicos es habitual y supone problemas como que al abandonarse el tratamiento reaparece la enfermedad y la creación de cepas resistentes al antibiótico. Además, como los peces no deben tomar ningún medicamento durante unos días antes de comercializarse, en este período pueden volver a coger la enfermedad y morir (Acuicultura en aguas continentales pag 35 y pag 36).

Las vacunas se usan entre otros motivos por la aparición de bacterias, como la lactococosis, una enfermedad de mamíferos que se ha extendido entre las truchas de países mediterráneos y que se produce cuando la temperatura del agua supera los 16 grados, algo habitual en verano y especialmente en las piscifactorías. Los animales afectados por esta enfermedad sufren una meningitis muy aguda que hace que los ojos se les salgan de las órbitas por la presión cerebral y les afecta a la vejiga natatoria impidiéndoles sumergirse. Los peces se suelen vacunar utilizando una pistola, por equipos capaces de inyectar a 40,000 peces al día, que previamente han sido anestesiados en una bañera.

La infestación de piojos de mar es un grave problema en la acuicultura intensiva, especialmente en los salmones. Estos pequeños crustáceos se alimentan del animal huésped hasta, en ocasiones, dejar el hueso visible. Los tratamientos utilizados actualmente implican el uso de fuertes toxinas irritantes que se administran en el agua, o en la comida, con las posibles repercusiones ambientales que pueda suponer.

El uso de peces genéticamente modificados o transgénicos, ha aumentado preocupantemente en los últimos 2 años en EEUU desde que se aprobó el AquAdvantage Salmon por la FDA, esto tampoco te lo comentan.

La UE (de momento) no acepta animales modificados genéticamente, EEUU si que ha aprobado su consumo en humanos desde el 2015. Cuando digo preocupantemente me refiero a que los salmones modificados genéticamente no están obligados a su etiquetado y habiendo habido problemas de peces modificados genéticamente que atravesaban nuestras fronteras (ilegalmente) quien sabe con este salmón también podrá suceder lo mismo.

A menudo se inserta a los animales hormonas de crecimiento para que crezcan más rápidamente llegando a un tamaño comerciable a una edad más temprana. Se han desarrollado salmones con hormonas de crecimiento que llegan a alcanzar 13 veces su tamaño normal. En muchos casos, la estimulación endocrina puede conducir a niveles patológicos.


¿Es cierto que los salmones de piscifactoría en realidad tienen la carne gris?

Probablemente esta pregunta te suene a chino, pero la realidad es que es una pregunta muy importante. Si! Es cierto.

Los salmones que se crían en piscifactorías tienen un color gris, y para darles el color anaranjado los suplementan. Incluso existen cartas de colores para determinar la tonalidad. En este documento de la FAO encontrarás los métodos.


Durante su ciclo vital, los salmones se alimentan de camarones, pequeños crustáceos y krill. Esa alimentación es rica en astaxantina y esto es lo que realmente al acumularse en los tejidos del animal, le proporciona el color anaranjado con el que reconocemos a este pescado. Los flamencos, cuya dieta es similar presentan un color rosado también.

Implicaciones para la Salud Humana

El uso de antibióticos, pesticidas y cloro es frecuente y el de vacunas rutinario, para tratar brotes de enfermedades que aparecen y se propagan fácilmente en estas condiciones. Estas sustancias permanecen en la carne como residuos. Como los peces de granja se alimentan con piensos y aceites obtenidos de peces salvajes de capturas industriales, pueden contener PCBs (causantes de cáncer y riesgos de un inadecuado neurodesarrollo en fetos), dioxinas, mercurio y otros contaminantes marinos. Incluso se ha llegado a encontrar DDT en truchas de granja de Dinamarca.

Según unos investigadores catalanes, la ingesta diaria media de contaminantes según la dieta estándar habitual en Cataluña y para

un adulto de 70 kilos de peso. Está ingiriendo a través del pescado 1,1 microgramos de cadmio, 2 microgramos de plomo

9,9 microgramos de mercurio, entre otros.

El cálculo se basa en el consumo medio de pescado en Cataluña, según los estudios del profesor Serra i Majem.

Asimismo, cuando la calidad del agua es pobre aparece una sustancia que produce una bacteria y que puede encontrarse luego en la carne de los peces.

Se utilizan frecuentemente tintes para modificar el color de la carne de especies como salmones y truchas. Las concentraciones permitidas de estos tintes fueron reducidas por la UE en el 2002 por estar relacionados con ocasionar daños en la retina de los ojos de los seres humanos.


Fuente

Los peces de granja pueden contener hasta 17 veces más grasa que sus homólogos salvajes y se puede encontrar en ellos 17 veces más PCBs (policlorobifenilos).

Aunque el suministro de ciertas sustancias a los peces de piscifactoría ha sido prohibido, a menudo se encuentran trazas en peces analizados rutinariamente (como por ejemplo fungicidas).

El Dr. Jeffrey Foran, un toxicólogo norteamericano encargado de realizar uno de los estudios más completos sobre los riesgos del salmón de crianza lo tiene muy claro: ni él ni su familia volverían a probarlo después de conocer los resultados de sus estudios. Don Staniford, director de la Alianza Global contra la Acuicultura Industrial afirma: “es el alimento más contaminado de los que encontrará en las estanterías de los supermercados y debería llevar una advertencia de salud Gubernamental”.

En los estudios realizados en salmones de acuicultura, se han detectado restos de pesticidas como el Diclorvos, clordano y DDT, entre otros. En 2013 el lobby de productores de salmón noruego, tras presionar a la Unión Europea, logró que elevaran en 10 veces las cantidades permitidas de Endosulfán, un plaguicida prohibido en la mayoría de los países debido a su toxicidad.

En sus declaraciones al medio VG, la especialista Anne Lise Birch Monsen advirtió a los niños y embarazadas, sobre el riesgo de consumo del salmón de granjas de cultivo.

“No recomiendo a las mujeres embarazadas, niños o jóvenes. Se desconoce como influencia esta cantidad de dioxina y ciertos fármacos a los niños y los adolescentes”, dijo la Dra. Monsen.

El medio Rue89 citó un anterior estudio de la farmacóloga Claudette Bethune, quien trabajó para el Centro de Seguridad Alimentaria de Noruega. En él Bethume señala que “la presencia de sustancias contaminantes como la dioxina y el PCB en el salmón genera un riesgo de cáncer, que para los jóvenes, supera el beneficio”.

Además, el toxicólogo Jerome Ruzzin había establecido un vínculo en ratones entre un alimento exclusivo de salmón de cultivo durante ocho semanas y el desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2.

Incluso hay estudios que indican la contaminación por mercurio de los osos, a través del consumo de salmón contaminado.

Lamentablemente hoy en día tanto el salmón salvaje como el de piscifactoría están contaminados (1, 2), esto nos da una idea de los níveles de contaminación a los que estamos sometiendo al planeta.

"La ingesta de cadmio, plomo y mercurio está muy por debajo de los valores máximos considerados tolerables", explica Josep Lluís Domingo, catedrático de Toxicología de la Facultad de Medicina de la Universitat Rovira i Virgili en Reus (Tarragona). Pero respecto a los contaminantes orgánicos, la cosa cambia. La cantidad de dioxinas y PCB que ingiere un consumidor medio en Cataluña se estima en 48 picogramos diarios, con salmonete, anchoa y sardina como especies más contaminadas. Por otra parte, la ingesta máxima tolerable para que estos compuestos no provoquen efectos tóxicos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se sitúa entre 1 y 4 picogramos por kilo de peso corporal. Es decir, entre 70 y 280 picogramos diarios para una persona de 70 kilos de peso. O sea, que si alguien es aficionado al pescado puede sobrepasar fácilmente estos niveles.

No obstante si consumes pescado te invito a que consideres evitar su consumo por varias razones, primero porque es un animal y no deberíamos usarlos como comida, segundo por la sostenibilidad del planeta ya que la pesca está causando verdaderos desastres y tercero por salud.

Queda por analizar la cuestión clave: ¿qué efectos tiene este cóctel de contaminantes sobre la salud? Todavía nadie lo sabe. ¿Tendrán algo que ver la cantidad de enfermedades raras que nadie sabe curar y nadie sabe como se generan, con todo este cóctel de contaminantes químicos?

ESPECIES MÁS UTILIZADAS EN ESTE TIPO DE CRÍA INTENSIVA



Información recopilada de Faada.org

#artículos #tóxicos #salmón #pescadopiscifactoría

30 vistas