• Cristina Santiago

Albóndigas de garbanzo con pesto de remolacha y pistacho



ALBÓNDIGAS DE GARBANZO CON PESTO DE REMOLACHA Y PISTACHO!

¿Qué tal suena la recetita? ¿para morirse o no...? ¿Y qué nos aportan estas ricas albóndigas? Este plato nos aporta: → Aminoácidos esenciales, necesarios para la formación de los tejidos, síntesis de anticuerpos (defensas contra las infecciones) y la producción de energía. El garbanzo es, junto con la soja, la legumbre cuyas proteínas tienen un mayor valor biológico. → Provitamina A, que en el intestino se transforma en vitamina A. Esta vitamina es antioxidante, interviene en el proceso de la visión, en el desarrollo óseo y dentario y en el mantenimiento de la piel y del corazón en buen estado. → Vitamina B3, necesaria para la producción de energía, el crecimiento corporal y ayuda en la reducción del nivel de colesterol (cuando es de origen vegetal, como es el caso). → Vitamina B9, que interviene en la producción de hemoglobina sanguínea y evita malformaciones fetales. → Vitamina C. Es antioxidante, antitóxica, aumenta las defensas, la absorción de hierro vegetal y necesaria para la salud cardíaca. → Hierro, que evita la anemia ferropénica -la cual hace que nos sintamos fatigados- y la depresión. → Calcio, mineral clave para la salud ósea. → Magnesio, mineral que interviene en más de 300 reacciones enzimáticas, como la formación de huesos y dientes y está implicado en la producción de energía. → Cobre, oligoelementoque favorece la absorción de hierro vegetal. → Fibra, que estimula el tránsito intestinal y es beneficiosa para la salud del corazón. → Quercitina. Es un flavonoide (colorante natural de los vegetales) que favorece el buen estado del sistema cardiovascular. Por todo ello, es aconsejable para la salud del corazón, en caso de anemia, estreñimiento, para deportistas, mujeres embarazadas y para la estabilidad del sistema nervioso. ¿¿Y cómo se prepara?? ¡Muy sencillo! Ingredientes albóndigas: · 1 taza de garbanzos · 1/2 cebolla picada · 1 diente de ajo picado · 1 ramita de cilantro picado · 1 pizca de cúrcuma en polvo · Sal y pimienta al gusto · 1 puñado de acelga cruda picada Cocemos los garbanzos, trituramos y añadimos todos los demás ingredientes. Seguimos triturando. Tiene que quedar una mezcla homogénea y moldeable. Hacemos bolas y metemos al horno a 170º C durante 10-15 min. Mientras tanto, hacemos el pesto de remolacha y pistacho Ingredientes: · 200 g de remolacha cocida · 3-4 C* de pistachos pelados y activados · Zumo de 1/2 limón · 1/2 diente de ajo · 5 C* de aceite de oliva virgen extra Trituramos todo hasta que quede una salsa cremosa. Emplatamos las albóndigas cubriéndolas con el pesto de remolacha.

¡Ya podemos disfrutar!

#recetas #garbanzos

0 vistas

© Copyright Cristina Santiago Nutricionista. All Rights Reserved. ®

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon