• Cristina Santiago

HOGAR SIN TÓXICOS (II):  AGUA DE GRIFO, ¿Saludable o cóctel de tóxicos?



AGUA DEL GRIFO

Espero que el artículo anterior HOGAR SIN TÓXICOS (I): AGUA EMBOTELLADA, ¿SALUDABLE O CÓCTEL DE TÓXICOS? te haya invitado a dejar de lado el beber agua embotellada, tanto de plástico como de vidrio, ya que no son ni buenas ni seguras opciones para nuestra salud. Quizás te estés preguntando si el agua de grifo es una buena alternativa a las mismas y/o de qué opciones saludables puedes disponer. Precisamente esto es lo que te voy a mostrar en este post, si realmente el agua de grifo que tan bien nos la pintan es saludable y si podemos beberla tranquilamente sin esperar efectos nocivos a medio-largo plazo.

¿Qué sustancias podemos encontrar en el agua de nuestro grifo?

EL CLORO: DESINFECTANTE NO EXENTO DE RIESGOS

El cloro se aplica para luchar contra diferentes microorganismos pero no permite erradicar totalmente el peligro microbiológico, aunque lo vuelva mucho menor. Hay virus (como los del tipo rotavirus, origen de muchas diarreas en niños) que son resistentes a la cloración habitual del agua y explican muchas epidemias de gastroenteritis. Diversos parásitos, como la Giardia lamblia, un protozoo, resisten también la cloración del agua.

Los subproductos del cloro, los trihalometanos (THM), están estrechamente relacionados con el cáncer (estudio, estudio) en el ser humano.

En muchas ciudades, si abres el grifo del agua, podrás distinguir su olor, ya que huele como a lejía. Si bebes el agua nada más te la sirves, lo apreciarás… No es nada agradable…

EL ALUMINIO Y SU ASOCIACIÓN AL ALZHEIMER

Se utiliza para clarificar el agua con el fin de evitar que sea turbia: es el fenómeno denominado "floculación".

Pero, ¿cuáles son los efectos sobre la salud? La controversia respecto al aluminio es fuerte, porque carecemos de estudios independientes referentes a los efectos negativos del aluminio del agua en la salud. Actualmente, diversos estudios (1-2-3) de referencia alertan sobre los efectos negativos del aluminio sobre el cerebro, con alteraciones de la memoria y del aprendizaje y riesgo de aparición de la enfermedad de Alzheimer, al ser la intoxicación progresiva. Aunque el aluminio se encuentra también en ciertos alimentos, según algunos científicos su impacto aumenta cuando está bajo forma hídrica. En el año 2004, Henri Pézerat, director de investigación en el CNRS (Centro Nacional para la investigación científica de Francia) declaraba: "Cueste lo que cueste, las autoridades sanitarias quieren negar la relación entre al aluminio del agua del grifo y las demencias de tipo Alzheimer. Nunca he constatado una diferencia tan escandalosa entre sus declaraciones a prensa y el contenido de los estudios científicos que aportan abrumadores elementos de prueba. Ni siquiera en el tema del amianto el desvío era tan grande." Y añadía: ”la norma Europea autoriza 200µg de aluminio por litro, pero hay estudios que han alertado del hecho de que con 100µg el riesgo de Alzheimer se duplica."

Una cierta cantidad de plantas de tratamiento del agua han dejado de utilizar aluminio, como las de la ciudad de París. En España se sigue utilizando.

(H.Jacqmin-Gadda, D. Commenges, L. Letennerur, J. -F. Dartigues, "Silica and ALuminium in Drinking Water and Cognitive Impairement in the Elderly" Epidemiology, núm.7, 1996, págs. 281-285. Los autores del estudio señalan que la presencia de sílice en el agua puede tener un efecto protector al limitar la absorción del aluminio por el organismo).

MERCURIO, NEUROTOXINA ENEMIGA DEL CEREBRO

En mercurio es una neurotoxina, lo que significa que puede dañar el cerebro y los nervios. Las mujeres embarazadas es un colectivo que debe evitarlo al máximo, ya que el mercurio puede afectar al desarrollo cerebral y el del sistema nervioso del feto.

Un metaanálisis de 2014 encontró que en algunos países los niveles de mercurio en el pelo y en la sangre de mujeres y niños era significativamente más elevado que lo que la OMS recomienda, particularmente en las zonas costeras y cercanas a las minas.

Aunque es el pescado azul de gran tamaño (atún, emperador…) la principal fuente por la que el ser humano lo ingiere, el agua de grifo también lo contiene. A pesar de que los niveles de este metal en el agua del grifo rara vez son elevados, lo cierto es que no es habitual medir esa cantidad, ya que se requieren técnicas especializadas.

El agua no se debe hervir, ya que con este procedimiento se escapan elementos del mercurio al aire y aumentan los niveles de mercurio inorgánico, la otra variante del contaminante, mucho más peligrosa.

Y el interrogante de nuevo es si esas pequeñas dosis en el largo plazo y su efecto combinado son perjudiciales en el medio-largo plazo.

PESTICIDAS: POSIBLES CAUSANTES DE NUMEROSAS ENFERMEDADES, CÁNCER INCLUIDO

Según la OMS “el 80% de las enfermedades de la civilización tiene que ver con una dieta muy contaminada y errónea”. El grupo de los pesticidas abarca a numerosas sustancias químicas como herbicidas, plaguicidas y fungicidas y existen más de 300 tipos. Su presencia en el agua es un problema subestimado.

El prestigioso INSERM (Instituto Francés de la Salud e Investigación Sanitaria), en junio de 2013, publicó un informe, titulado “Pesticidas y Salud”, una recopilación comparativa de datos epidemiológicos internacionales. El estudio verificó que en Francia, país prevalentemente agrícola, el 15% de la población está expuesto a los pesticidas y por lo tanto está en riesgo.

Como resultado del examen cuidadoso de la literatura científica internacional, el equipo ha llegado a la conclusión de que el riesgo de enfermedades desarrolladas como consecuencia de la exposición a los pesticidas está aumentando significativamente.

Entre los agricultores, empleados de las empresas agroquímicas, y personas que usan de forma genérica los pesticidas, existe una fortísima relación entre la exposición profesional a pesticidas y la aparición del linfoma non-Hodgkin, el cáncer de próstata, el mieloma múltiple, el Parkinson y el Alzheimer. Estas sospechas fundadas también se dan en otras patologías como los tumores del sistema nervioso central. En la región vinícola francesa Gironda, con un uso altísimo de pesticidas, la incidencia de estas enfermedades es 3 veces mayor que la media nacional, con un aumento entre el 2000 y el 2007 del 17%.

El estudio ha puesto de manifiesto que las mujeres agricultoras son mucho más vulnerables durante la gestación. La exposición a los pesticidas por parte de los padres, ya sea por su utilización a nivel profesional o doméstico, aumenta el riesgo de tumor cerebral neonatal del 30 al 53%, así como la incidencia de hipospadias, leucemia, trastornos del movimiento, déficits cognitivos y problemas de comportamiento.

Los autores del estudio opinan que si se sigue investigando sobre el tema, se podría evidenciar la relación con otras patologías, y piden que se preste mayor atención a los riesgos a los que está sometido toda la población.

De hecho, hay estudios que asocian los pesticidas con determinadas patologías, como el cáncer y la diabetes. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró cinco pesticidas como cancerígenos "posibles" o "probables". La IARC explicó que se ha publicado un sumario con las evaluaciones finales en la revista The Lancet Oncology en el que se detallan los hallazgos de los investigadores de la agencia. El herbicida glifosato (sustancia activa del Roundup, uno de los herbicidas más vendidos de Monsanto, comprada por la multinacional Bayer) y los insecticidas diazinón y malatión han sido clasificados como "probablemente cancerígenos para los humanos". Al mismo tiempo, los insecticidas tetraclorvinfos y paratión han sido designados como "posiblemente cancerígenos para el ser humano" por esta agencia, con sede en la ciudad francesa de Lyon. Sobre el herbicida glifosato hay "evidencia limitada" de que puede producir linfoma no-Hodgkin. Estos dos últimos productos entraron en el llamado Grupo 2B establecido por la IARC al hallarse "evidencias convincentes" de que esos agentes causaron cáncer a animales de laboratorio. El tetraclorvinfos está prohibido en la Unión Europea, aunque en EEUU continúa usándose incluso en mascotas, y el uso de paratión está muy restringido desde los años 80 del pasado siglo.

El insecticida malatión, por su parte, ingresó en el Grupo 2A por las "evidencias limitadas" de que produciría linfoma no-Hodgkin y cáncer de próstata en humanos, según recogen estudios realizados en agricultores de Estados Unidos, Canadá y Suecia publicados desde 2001. Este agente se usa en la agricultura y se produce en grandes cantidades en todo el mundo, aunque la exposición de la población es baja y sucede principalmente en residencias cercanas a áreas en las que se ha utilizado. El diazinón es "probablemente cancerígeno" al haber "evidencia limitada" de su relación con la aparición de linfoma no-Hodgkin y cáncer de pulmón en quienes se han visto expuestos a él, según estudios realizados en EEUU y Canadá. Existe una "fuerte evidencia" de que el diazinón indujo daños sobre el ADN o sobre los cromosomas. Se ha utilizado normalmente en agricultura y para el control de insectos caseros y de jardín, aunque su volumen de producción es relativamente bajo, especialmente después de las restricciones que entraron en vigor en 2006 en EEUU y la UE. Sobre el herbicida glifosato hay "evidencia limitada" de que puede producir linfoma no-Hodgkin en seres humanos, y hay pruebas "convincentes" de que puede causar cáncer en animales de laboratorio. Este último tiene el mayor volumen de producción global de todos los herbicidas, y se utiliza sobre todo en la agricultura.

En relación a la diabetes, un metaanálisis de 21 estudios publicado en 2016 en Environment International, asoció la exposición a varios tipos de pesticidas con el aumento del riesgo de sufrir cualquier tipo de diabetes en un 61%.

Como mínimo sería necesario que fuese pública toda la información disponible sobre la composición de cualquier producto a la venta, lo que actualmente no se hace porque la normativa comunitaria protege el secreto de las fórmulas comerciales.

La persistencia de estas sustancias en el medio ambiente y su acumulación en la cadena alimenticia es preocupante, ya que llega hasta el último eslabón: el hombre.

Y lo más preocupante y peligroso de los pesticidas es el efecto cóctel (combinación de varios de ellos) y el acumulativo.

La mejor solución es la retirada de los pesticidas de mundo agrícola y apostar por la agricultura ecológica.

"¿Cuántos otros pesticidas están condenados a ser prohibidos en los años venideros pero aún se utilizan? Quizá pase como con el amianto, que después de décadas de denuncias al final lo tuvieron que prohibir porque eran tan evidentes los efectos nocivos en la salud que ya no se podían ocultar."

RESIDUOS DE MEDICAMENTOS Y COSMÉTICOS

En todas las aguas, sean superficiales o subterráneas, puede haber residuos de medicamentos. En el 2008 la Academia de Farmacia publicó un detallado e inquietante informe, que subrayaba que la reglamentación referente a los residuos de medicamentos era actualmente inadecuada. Las concentraciones de medicamentos eran muy variables e iban desde el microgramo al nanogramo por litro, contando residuos de medicamentos procedentes de humanos y animales.

Los que se encuentran con mayor frecuencia son los procedentes de analgésicos, contra el exceso de colesterol, antiepilépticos, antibióticos y hormonas procedentes de la píldora y de tratamientos hormonales sustitutivos (THS), así como productos utilizados como agentes de contraste en los servicios de radiología. Todas esas mezclas, asociadas a muchos otros productos (especialmente los perturbadores endocrinos de orígenes diversos), pueden feminizar a los peces de los ríos o modificar las diferencias sexuales de los moluscos. En EEUU, incluso unos caimanes del lago Apopka han cambiado de sexo.

El impacto de las diferentes sustancias químicas presentes en el agua está todavía insuficientemente documentado para el ser humano, pero, teniendo en cuenta los efectos observados en los animales, se sospecha que los riesgos existen. Yo personalmente prefiero ni probar este tipo de aguas ni dársela a mis hijos. Es inútil pecar de un excesivo alarmismo ya que el índice de exposición es muy variable y los contagios pueden ser puntuales. Aún así, como existen alternativas es preferible no exponerse sin saber los efectos a largo plazo. Cuanta mayor exposición a probables sustancias nocivas para la salud, más grande será el riesgo de que desarrollemos alguna enfermedad.

En España se han realizado estudios intensivos en la cuenca de los ríos Ebro, Ter y Llobregat y otros. Tomando como ejemplo el Ebro, si además de los fármacos se tienen en cuenta los diferentes plaguicidas, la carga del río puede fácilmente llegar a las 7-8 toneladas de contaminantes anuales. Estimaciones hechas en el marco del proyecto Aquaterra indican que plaguicidas como la atrazina y la simazina, utilizados en el cultivo de maíz y de la vid, por ejemplo, presentan unas cargas anuales en el río Ebro de 800 y 500kg respectivamente. El mismo tipo de cálculo aplicado a los fármacos que más se encuentran en el citado río, como el acetominofen (paracetamol), el atenolol (beta-bloqueante), la carbamazepina (usada para la epilepsia) o el ibuprofeno (antiinflamatorio), indica que de cada uno de estos fármacos se vierten al río unos 100kg. Entre las moléculas que mas se encuentran con mayor frecuencia se cuentan la carbamazepina (antiepilectico) y el oxazepam (ansiolítico), del tipo de las benzodiazepinas. Más de un 90% de las muestras presentan una concentración máxima acumulada inferior a 25µg/l, y menos del 5% presentan una concentración máxima acumulada superior a 100µg/l.

Contaminación por microbios

A grandes rasgos la prevención del riesgo microbiológico es eficaz y está mucho mejor organizada que la del riesgo químico. Aún así hay virus que pueden ser vehiculados por el agua especialmente los causantes de ciertas gastroenteritis como mencionamos anteriormente.

ALGUNAS DECLARACIONES INTERESANTES DE CIENTÍFICOS

"Ya sabemos que en el agua puede haber compuestos potencialmente cancerígenos"

(Annie Sansco, epidemióloga del INSERM, Le Monde, 5-6 de julio 2009, entrevista a Sandrine Blanchard)

"El consumo de agua mineral en botellas puede contribuir a la exposición global a perturbadores endocrinos"

(Martin Wagner y Jörg Oehlmann, departamento de ecotoxicología acuática de la Universidad de Goethe de Fráncfort)

"Se detectaron pesticidas en el 55% de los puntos analizados en el caso de las aguas subterráneas (las aguas embotelladas proceden de aguas subtérraneas), las cantidades medidas son a veces muy bajas. No obstante estos análisis traducen sin ninguna discusión una dispersión muy importante de pesticidas y una presencia generalizada en esos medios acuáticos. [...]"

(Claude Gatignol y Jean- Claude Étienne, 29 de abril de 2010)

Podría seguir extendiéndome muchísimo más en el tema de la salud pero creo que es suficiente esta pincelada para que nos demos cuenta de todo lo que contiene el agua de grifo que tomamos.

EN RESUMEN: beber agua de grifo y de botellas no es saludable ni seguro, no son buenas opciones. Aunque las cantidades de determinados compuestos estén “controladas”, no se sabe a ciencia CIERTA su efecto a largo plazo (hay sustancias que tardan más de 20 años en causar cáncer) ni el efecto cóctel de todas estas sustancias. Hay determinados compuestos químicos en el agua de los que aun no se han establecido niveles seguros (estudio) y hay investigadores que señalan que existen algunas sustancias potencialmente tóxicas que los sistemas no pueden detectar correctamente (estudio, estudio).

Entonces, yo me pregunto: ¿por qué determinados compuestos que no está FIRMEMENTE DEMOSTRADO que sean SEGUROS los sacan al mercado? ¿Por qué dicen que algo a X dosis es “seguro”? ¿Se les olvida el largo plazo y el efecto combinado? ¿Por qué no apostamos más por todo lo natural, que suele conllevar menos riesgos y efectos secundarios asociados? No digo que no evolucionemos, pero me parece una barbaridad que haya tantísimas sustancias químicas en el mercado de las que se conoce una ínfima parte de su efecto acumulativo y sinérgico… Ya hemos asistido a la aprobación por parte de las autoridades competentes de productos supuestamente “seguros” como lo fueron en su día el amianto, el DDT, el PVC o fármacos como la talidomida y luego fueron retirados del mercado por los efectos que causaron en la salud… ¿Qué clase de rigurosos análisis hacen? ¿Por qué experimentan con nosotros? ¿No se debería de comprobar primero si algo es inocuo y que posteriormente podamos usarlo? ¿Por qué no invierten los gobiernos en unos buenos sistemas de filtrado para eliminar todos estos tóxicos y no en coches y cenas oficiales? Me pregunto yo...

Economía familiar

Actualmente la media de consumo por persona de agua embotellada está estimada en 136,7 lts/persona. Para calcular el impacto económico en la economía de nuestro hogar esta media no tiene sentido ya que las personas que consumen agua no consumen poco más de 1 vaso al día como hace referencia esta media. Si normalmente consumimos 1,25lt (6 vasos) por persona/día, a lo largo del año son 1.825 litros en un hogar de 4 habitantes.

La media del litro de agua son unos 0,45€/lt, por lo que un hogar de 4 personas puede tener un gasto anual de 800€ aprox. Aquí puedes comprar precios de diferentes aguas y diferentes supermercados

Como podemos ver el agua tanto de grifo como embotellada no nos aporta beneficios en ninguna de las 3 cuestiones que mencionamos al principio: ni a la sostenibilidad ni a la salud ni en la economía familiar.

¿Y DE QUÉ OPCIONES DISPONEMOS?

Después de informarme opté por adquirir el mejor sistema de tratamiento de agua de todos los que he investigado. Es muy importante que tenga sellos que lo avalen y certifiquen qué sustancias tóxicas elimina y en qué cantidad, como por ejemplo el de la NSF International, un organismo independiente que certifica la calidad de un producto y que tiene muchísima autoridad a la hora de avalar la calidad del agua, o el Sello de Oro de la WQA (Asociación de Calidad de Agua), que ayuda a los consumidores a identificar sistemas de tratamiento de agua de alta calidad. De hecho, solo los sistemas que cumplen o superan las rigurosas normas de la industria pueden obtener el Sello de Oro. Todo esto te dará garantía de calidad y sabrás que estás adquiriendo un producto en el que puedes confiar y que cumple al 100% las cualidades de filtrado que te ofrece. Sin embargo, buena parte de los filtros del mercado no cumplen estos requisitos, ya que no presentan ningún tipo de garantía que realmente avale que eliminan determinados tipos de sustancias y en qué cantidad. Haciendo una correcta elección de un sistema de tratamiento de agua, ganarás en salud, sostenibilidad y economía familiar. Informarte de que los sistemas de ósmosis y destilación, tan extendidos y bien posicionados, desmineralizan el agua, lo cual ha sido comprobado con análisis de laboratorio independientes, mientras que con el sistema que yo utilizo, eSpring, no sucede esto, como vemos a continuación.

Análisis 1: muestra de agua de grifo, que contiene todos los minerales del agua


Análisis 2: tras someter el agua de grifo a ósmosis, perdió la mayor parte de sus minerales


Análisis 3: tras someter el agua de grifo al sistema eSpring, los minerales quedaron prácticamente intactos


Muchas veces no nos planteamos soluciones simplemente por desconocimiento. Yo desde que lo uso he notado una diferencia muy positiva tanto en el sabor como en el olor del agua y, sobre t¡mi familia y yo hemos ganado en salud al beber agua libre de tóxicos! También noté diferencias a la hora de cocinar y sobre todo el ahorro en botellas de agua, que fue la elección que hice mientras investigaba todo y hasta que descubrí también el tema de los disruptores endocrinos en las mismas. Un hogar de 4 personas puede ahorrar casi 3/4 partes, es decir de 800€ puedes ahorrar 550€ (con el sistema que tengo yo). Si mi recambio anual me cuesta 250€ y me sirve para 5.000 litros de agua filtrada, quiere decir que el litro de agua filtrada SIN disruptores endocrinos y demás químicos, fármacos etc… me sale a 0,05€/lt, unas 4 veces menos que el agua de botella. Con la ventaja de que no genera residuos y encima está libre de los contaminantes que hemos mencionado y muchos otros. Si quieres agua saludable y sin tóxicos para ti y tu familia, te dejo toda la información sobre eSpring, el sistema líder de tratamiento y purificación del agua a nivel mundial (para verla pulsa AQUÍ)

#artículos #agua

0 vistas

© Copyright Cristina Santiago Nutricionista. All Rights Reserved. ®

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon