Yogur de cocos frescos y plátano



¡Suave, digestivo y delicioso! Está libre de lácteos, azúcar blanco y aditivos químicos Además, es bajo en grasas (3-5 gr/100 gr). Aunque sobre todo son saturadas, están formadas por ácidos grasos de cadena media (especialmente ácido laúrico), que proporcionan energía inmediata, tienen propiedades antibacterianas y no elevan el colesterol. También tiene elevado contenido en potasio, calcio y magnesio, por lo que es beneficioso para los huesos y músculos.

YOGURT DE COCO versionado, de Lala Kitchen

Cantidad: unos 350 -400 ml yogurt Tiempo: 15 minutos + 8-10 horas de fermentación Utensilios: batidora

Ingredientes:

4 cocos (unos 450 g de carne de coco)

2-3 plátanos la cáscara de un limón pequeño 1 C de agave crudo o sirope de coco 1’5 T o más de agua de coco (ajustar según consistencia deseada) ¼ c de polvos probioticos

Preparación:

1. Abre los cocos, retira la pulpa, con la ayuda de un cuchillo limpia bien los restos de fibra y limpia después bajo el grifo. Acto seguido bebe su agua, teniendo cuidado de dejar un poco para el yogurt ;-)

2. Pon todos los ingredientes en el vaso de la batidora y tritura hasta obtener una crema de consistencia tipo yogurt (puedes ajustar con el agua de coco a tu consistencia deseada, ¿quizás prefieres un yogurt bebible?. También ajusta a tu gusto el punto de limón y de dulce, pero pensando en que debido a la fermentación lo que ahora es una crema de coco, cogerá un ligero toque ácido.

3. Introduce en un bol de cristal o un cuenco de porcelana. Tapa ya sea con una tela limpia y una goma o con su propia tapa metálica y deja en un lugar cálido toda la noche para que fermente.

4. Por la mañana deberías de ver unas burbujas de aire y la crema habrá cogido apariencia de mousse. ¡Bien, en ese caso ya tienes listo tu yogurt! Sólo tienes que remover con una cuchara y guardar o consumir.

Para conservarlo, lo mejor es ponerlo en envases de cristal, con tapa, dentro de la nevera. Aguantará unos 5 días.

Debes de tener en cuenta de que aunque el proceso de fermentación disminuye con el frío, continuará haciéndolo, así que cuantos más días pasen tendrá una sabor más ácido.

*NOTA: si la temperatura es un poco baja puedes envolver el envase con una toalla. Otra opción si tienes deshidratadora es colocarlo el envase por fuera (encima) mientras la tienes funcionando.

#recetas #postres #yogurt

Últimas entradas

© Copyright Cristina Santiago Nutricionista. All Rights Reserved. ®

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon