La Maca, el ginseng de los andes. Energétizante, anabolizante y afrodisíaco natural.



La maca (Lepidium Peruvianum Chacon) es una raíz que pertenece a la familia de las crucíferas –en la que también se encuentran la col, el brócoli, la mostaza, la rúcula, los berros…- y crece en regiones inhóspitas de los Andes peruanos, puesto que se cultiva en alturas comprendidas entre los 3600 y los 4800 metros sobre el nivel del mar a temperaturas extremas. De hecho, ningún alimento o planta medicinal se desarrolla a esa altura, con excepción de la papa amarga. El peculiar hábitat de este alimento milenario es el responsable, en parte, de sus propiedades nutricionales y terapeúticas, que ya eran conocidas por los pueblos indígenas. Así, durante el imperio incaico la maca era utiliza para estimular la fertilidad, combatir el cansancio físico y el dolor de músculos y huesos y se la tenía tanta estima que era considerada una ofrenda digna de los dioses. ​

VALOR NUTRICIONAL Y USOS TERAPEÚTICOS DE LA MACA ANDINA

La maca, también conocida como ginseng de los andes o viagra de los incas, es un alimento muy completo, ya que:

  1. Es rica en proteínas (11-13%) y posee los 8 aminoácidos esenciales –aquellos que el cuerpo no puede sintetizar y necesita incorporarlos con los alimentos-, de los cuales, siete, se encuentran en alta cantidad. Las proteínas son necesarias para la formación de tejidos y algunos aminoácidos de la maca están relacionados con el aumento de la fertilidad y la libido, y con ayudar a alcanzar el orgasmo y contrarrestar la impotencia.

  2. Contiene una elevada proporción de hidratos de carbono (60-75%), que son la principal fuente de energía de nuestro organismo, por ello este tubérculo es considerado como un gran energetizante y reconstituyente. Los mayoritarios son el almidón, la maltosa y la fructosa –necesaria para la producción de espermatozoides-.

  3. Presenta una baja cantidad de grasas (2,2 gr/ 100 gr), cuyos ácidos grasos más abundantes son el ácido oleico, el linoleico y el alfa- linolénico (de la familia Omega 3). Estas grasas insaturadas reducen el colesterol “malo” o LDL.

  4. Es una buena fuente de fibra (8,5%), efectiva para combatir el estreñimiento, la obesidad, de la hipercolesterolemia y reduce el riesgo de cáncer de colon, y su consumo es favorable en diabéticos.

  1. Es rica en vitaminas, entre las que destacan:

· La vitamina C, que es antioxidante (neutraliza los radicales libres, que están relacionados con causar envejecimiento y cáncer), estimula el sistema inmunitario y favorece la absorción del hierro y del calcio.

· La vitamina E, que es antioxidante e interviene en la formación de óvulos y espermatozoides.

· Vitaminas del grupo B –sobre todo B1 y B2-, fundamentales para el sistema nervioso (por lo que son muy recomendables en caso de depresión, fatiga, ansiedad y estrés) y para a producción de energía.

  1. Posee una buena dosis de minerales, en concreto:

· Calcio (250 mg/100gr), necesario para la formación de huesos y dientes, por lo que es muy útil en personas con osteoporosis.

· Fósforo, que participa junto con el calcio en la formación de los huesos y de los dientes

· Hierro (12-17 mg/100 gr), elemento que evita la aparición de anemia ferropénica y su carencia se la asocia con la depresión.

· Potasio (2050 mg/100 gr): interviene en el equilibrio ácido–base y en la secreción de insulina por el páncreas.

· Yodo (0,5 mg/100 gr), importante para el funcionamiento de la tiroides.

· Cobre (5,9 mg/100 gr), oligoelemento que aumenta absorción del hierro e implicado en la fertilidad.

· Zinc (3,8 mg/100 gr), que mantiene la piel, uñas y pelo saludables y forma parte de hormonas sexuales.

· Magnesio, boro, silicio, selenio, bismuto y manganeso se hayan en cantidades más bajas.

  1. Contiene alcaloides (macaínas, macaridinas y macamidas), sustancias que regulan el sistema hormonal y que son útiles para el tratamiento de la osteoporosis, mejoran la memoria, alivian el estrés, aumentan las defensas, el deseo sexual y la fertilidady combaten la impotencia.

  2. Presenta glucosinolatos, compuestos aromáticos que tienen propiedades antitumorales, antibióticas y afrodisíacas.

  3. Tiene esteroles, que reducen la absorción de colesterol, normalizan el sistema endocrino y alivian síntomas de la menopausia (sofocos, mareos…).

A estas propiedades hay que añadir la condición de adaptógeno de la maca, es decir, que complementa las necesidades del organismo según el sexo y la edad de la persona que la consuma.

Esta composición nutricional hace que la maca sea, por lo tanto, un alimento muy aconsejable para:

  • Acné (puesto que regula el sistema hormonal), por su contenido en alcaloides y fitoesteroles.

  • Agotamiento físico y mental (idóneo para estudiantes y deportistas), por su riqueza en hidratos de carbono y vitaminas B.

  • Anemia, por su elevado aporte de hierro, aminoácidos esenciales, vitaminas B y cobre, que participan en a fabricación de hemoglobina, constituyente de los glóbulos rojos. Además, esta raíz es rica en cobre, que aumenta la absorción del hierro.

  • Cáncer, puesto que es un buena fuente de fibra, antioxidantes (vits. A, C y E; zinc) y glucosinolatos.

  • Depresión y estrés. Debido a que posee una excelente cantidad de vitaminas B, hierro y potasio.

  • Desnutrición. Por su riqueza en proteínas, hidratos de carbono, ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y oligoelementos.

  • Esterilidad, debido a su riqueza en glucosa, zinc, vitamina E y cobre.

  • Estreñimiento, porque tiene gran cantidad e fibra.

  • Falta de apetencia sexual. Se cree que los responsables de que a la maca se la conozca como la viagra de los incas son 2 sustancias relacionadas con aumentar la libido: los alcaloides y s glucosinolatos.

  • Hipercolesterolemia, por su contenido en grasas cardioprotectoras.

  • Hiper e hipotiroidismo, ya que contiene cantidades notables de yodo, selenio, alcaloides y esteroles.

  • Menopausia, por su alto contenido en minerales y vitaminas y por ser un regulador hormonal.

  • Osteoporosis.

  • Protección solar.

  • Síndrome de fatiga crónica y fibromialgia

DOSIS Y MODO DE EMPLEO:

Niños: la pueden consumir a partir de un año, cuya dosis recomendada es la puntilla de una cuchara. Niños más mayores se aconseja que tomen una cucharadita (5 gr*) diaria.

Adultos: se recomienda empezar consumiendo 5 gr diarios e ir aumentando hasta tomar una cucharada sopera (10 gr) al día en situaciones de mucho desgaste físico e intelectual.

Deportistas: 10 gr* diarios.

Para un mayor efecto, se recomienda consumir la maca 5 días a la semana y descansar 2, o 3 semanas seguidas y descansar una. Es preferible tomarlo por la mañana o a mediodía, ya que por su efecto energetizante y vitalizante si

se toma por la tarde-noche puede ocasionar problemas para conciliar el sueño.

*5 gr= 1 cucharadita de postre.

**10 gr= 1cucharada sopera.

Se puede añadir a batidos, guisos, sopas, postres, tartas…

TOXICIDAD, EFECTOS SECUNDARIOS Y CONTRAINDICACIONES:

La maca no presenta toxicidad ni efectos secundarios en las dosis recomendadas, pero esta contraindicada en el embarazo y la lactancia (no se ha demostrado su seguridad), en personas hipertensas y con enfermedades autoinmunes. Las personas con insomnio deben consumirla por la mañana, ya que tiene un gran efecto energetizante.

¿Sabías qué?... Maca es el nombre de esta planta en lengua Quechua. Deriva de Ma, “cultivada en altura”, y Ca, “comida que fortalece”.

Hasta la próxima. !

#maca #superalimentos #energetizante #artículos

Últimas entradas

© Copyright Cristina Santiago Nutricionista. All Rights Reserved. ®

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon